HOY ESTOY RARO

PALABRAS SUCIAS.

Archive for the ‘Deseo’ Category

Juan.

with 2 comments

    Había pasado la tormenta y olores y ruidos molestos subían hasta el altillo de la casa de Alessandra, donde yo vivía esas vacaciones. Olor fresco y húmedo a tierra, a pasto y a luna. Olor a luna mojada sin sueño,
una bicicleta inglesa guardada en la intemperie y con el mar de brújula esa noche salí por un camino de pinos pesados de agua. Ruiditos de granitos de arena y ramitas secas cantaban las ruedas con coro de perros invisibles que custodiaban la noche y ¿Cuántos son? ¿Por qué no puedo verlos? ¿O será el mismo uno que viaja en la humedad del aire hasta convertirse en otro lejano?
Manuel, el perro de mi amiga me guiaba distante, adelante, desconfiado. Noche. Fresco. Luna. Arena. Arbustos. Pinos de troncos altos y ¿cómo saben éstos dónde es arriba?
¿Dónde está el mar? ¿Adónde se metió este pelotudo? y me perdí y Manuel ya no estaba, ni los pinos. Todo había desaparecido bajo la arena como en un cambio de Era y la noche se convirtió en una línea infinita en su límite con el mar.
Me senté. Tardé media hora en encender mi porro. Sombras volaban mi oscuridad, el cielo perforado velaba mi angustia; abracé mis piernas y lloré….

Y soñé que lloré y mis mundos de sueños y conciencia se fundían en uno; ya no podría en adelante saber si soñaba o estaba despierto y me condenaba a no descansar jamás. Me desperté de golpe sin saber que había despertado, o seguía soñando que había despertado acostado en la arena, y lo primero que vi o soñé que vi fue una silueta de humano con sol de fondo, de pie, sobre mi cabeza; su sombra coincidía forzadamente al revés con mi cuerpo. Mi cuerpo y su sombra sin límite preciso.
Había sido un sueño y Juan había entrado en él despierto o dormido, sin límites y sin darme cuenta.

 

Written by hoyestoyraro

marzo 26, 2009 at 3:55 am

De desamores, escobas y deshoras.

with 2 comments

“La lenta máquina del desamor, los engranajes del reflujo, los cuerpos que abandonan las almohadas, las sábanas, los besos, y de pie ante el espejo interrogándose cada uno a sí mismo, ya no mirándose entre ellos, ya no desnudos para el otro, ya no te amo, mi amor.”

Cortázar.

El que quiere más es el vulnerable y el otro maneja el poder. Las relaciones nunca son simètricas. Pero las cosas no llegan sino por mediación de la mente. Deformamos los objetos como un espejo cóncavo y nos faltan todos los medios para comprobar su exactitud.

Nunca pude barrer una escalera para arriba (como Cortázar) entre otras cosas porque nunca agarré una escoba.

 

Written by hoyestoyraro

febrero 16, 2009 at 8:04 pm

Publicado en Cortázar, Deseo, GAY, Hombres, Literatura

Mi amiga Mariana.

with one comment

Supe de Marguerite Yourcenar por primera vez a los 20 años.
Cursaba una materia cuatrimestral de mañana y en uno de los grupos había un docente que me encantaba. Era muy alto, de pelo castaño, largo, ondeado. Tenía unos 32 años y era levemente afectado. (amanerado) Me gustaba y no estaba en su grupo. Seguía su clase más que la mía y no sabía cómo hacer para pasarme.
Se me ocurrió que podía intentar hacerme amigo de alguno de ese grupo y usar ese argumento para pedir el cambio. Y eso hice. 🙂
Elegí una víctima. Comencé a observarla, a seguirla, sobre todo en el bar. Nunca estaba sola y no me animaba a interrumpir. Tenía que hacerlo de alguna manera y rápido. Una mañana la encontré en el colectivo. Venía de Olivos, donde vivía. La saludé por primera vez ahí, en el 28. Y así empezó una charla forzada que se transformaría en amistad hasta hoy.
Se llama Mariana y es hermosa: Pelo rubio enrulado hasta los hombros, delicada y de ascendencia noruega.
Su casa era enorme, a 3 cuadras de Av. Maipú sobre las barrancas. La había construido su abuelo, decía. Estudiábamos en un cuarto en el 1er piso. De ahí se veían los parques de las casas vecinas, todas con piletas, quinchos, muchos árboles y el río de fondo.
De a poco fue creciendo nuestra amistad. Nos inscribimos en adelante en varias materias juntos. Pasábamos mucho tiempo en Olivos, en la facultad y con sus amigos.
Su novio era un bombonete increíble de pelo corto rebajado en las sienes y nuca, algo de jopo, nariz aguileña. Estudiaba para milico y se llevaba mejor con los padres que con ella. Tenía un acento medio autoritario y nunca simpatizamos. Su madre es enorme, tipo tirolesa y por las mañanas cantaba mientras cambiaba las toallas y sábanas de toda la casa. ¡A diario! Su padre tenía un negocio de ropa. No lo veía mucho y a su hermano nunca. Pasaba muchos días en su casa, sobre todo en fechas previas a las entregas y así llegué a conocer bien a su familia.

¡Pude pasarme de grupo…! y con Mariana de compañera.
Esa mañana el tipo empezó la clase hablando de Opus Nigrum, de Yourcenar y así comenzaba esta historia…

Preguntaba todo cuanto podía en el esfuerzo de acercarme, con cuidado de no quedar como un imbécil. Mariana no percibía la estrategia.
Empecé a quedarme después de hora y ella conmigo, dicíendome que no era necesario. Insistía. Tuve que contarle: -Mirá, Mariana, El tema es así…. (Tarde o temprano iba a tener que decírselo)
Se rio. Le dio risa. Se reía de mi o de la historia, no sé.
A ella todo le chupaba un huevo. Vivía en una caja de cristal y la vida le sonreía. Tiene un pequeño problema: tiende a objetizar a la gente y eso hizo conmigo. Me adoptó y pasé a ser un muñeco lindo… Pero es así naturalmente, lo hace sin darse cuenta.

Mariana es dulce, simpática, metida, casamentera y nada le da vergüenza. Una vez organizó una fiesta en su casa. Muchos amigos suyos, algunos míos, otros de su novio…y el docente en cuestión incluído y acompañado. Me quise morir. No sabía qué hacía ahí. Lo había invitado ella sin avisarme y se encargó también de hacerle saber que soy gay. (como si no se hubiera dado cuenta solo)
¡Una maestra!.
El docente resultó estar en pareja con otro docente nuestro de otra materia (todos putos en esa facultad)

De todas maneras…pasaron las cosas que tenían que pasar. Terminamos esa materia. Nos recibimos, seguimos siendo amigos y aún hoy nos reímos cuando nos acordamos de esta historia.
Y como todos ustedes saben, las pijas pasan… los amigos quedan.

Objetizame Mariana.

¡Me encantás!  🙂

 

 

Written by hoyestoyraro

febrero 8, 2009 at 3:52 pm

Cada persona…

leave a comment »

“Cada persona que pasa por nuestra vida es única. Siempre deja un poco de sí y se lleva un poco de nosotros. Habrá los que se llevarán mucho, pero no habrá de los que no nos dejarán nada. Esta es la prueba evidente de que dos almas no se encuentran por casualidad.”
Borges.

Written by hoyestoyraro

febrero 5, 2009 at 12:36 am

Publicado en Borges, Deseo, Libros, Literatura, RARO

Me gusta.

with 2 comments

No me pasa muy seguido.
Es mágico, un encantamiento que suspende en el aire, un misterio ininteligible, y me gusta.

Written by hoyestoyraro

enero 13, 2009 at 12:40 am

Culpable.

leave a comment »

Me acusan de tener una biblioteca gay.
Han encontrado pruebas de este delito, dicen: Memorias de Adriano, La estrella de la guarda, Cándido, Historia de un deseo, El baile de las locas y Bomarzo entre los mugrosos estantes donde viven mis libros.
Me puse a buscar pues, personas en este espacio que comparten mis gustos literarios y la encontré, y dije: -“¡qué mujer más bella!”
Soy gay, sí, culpable, por lo tanto. Pero la belleza en cualquiera de sus formas me confunde y me absuelve y por ésto mi mensaje.

Written by hoyestoyraro

noviembre 10, 2008 at 10:10 pm

Publicado en Deseo, GAY, Hombres, Libros, Porro, Sexo

Sin dudas.

leave a comment »

Sábado. Casi media noche: Una manzana, cigarrillos, lluvia, marihuana, ansiedad, “La cifra impar” sin sonido en la tele, Sabato o Borges?
El pesimismo de Sabato, sin dudas.

Written by hoyestoyraro

octubre 12, 2008 at 10:15 pm